El significado de los colores en los dibujos infantiles

Pubicado el : 07/04/2016 21:08:23
Categorias : Aprendizaje Rss feed , Estimulación temprana Rss feed

El significado de los colores en los dibujos infantiles

Cuando el niño tiene aproximadamente 2 años es cuando comienza a utilizar los colores para describir los objetos, y para expresar sus preferencias a la hora de vestir, dibujar…

En su primer año de vida, el niño vive una etapa llena de descubrimientos, hasta ese momento todos sus juegos consistían prácticamente en apilar y encajar objetos, de este modo los niños aprenden de una forma sencilla y divertida los conceptos de arriba, abajo, delante, detrás, etc. Una vez asimilado esto es la hora de empezar con el aprendizaje de los colores.

En un principio el niño lo que hace es repetir lo que escucha sin comprender muy bien qué significa que algo sea rojo, azul o rosa, pero poco a poco, con el paso del tiempo y la repetición, irá aprendiendo estos conceptos.

Aprender los colores es un proceso lento donde la paciencia y la repetición son la clave del éxito, no hay que olvidar que son conceptos abstractos que el niño tardará en asimilar. Al principio el niño puede identificar los objetos según su color predominante, aunque necesitará tiempo para memorizar y nombrar los distintos tonos.

El proceso del aprendizaje de los colores se divide en tres fases:

  1. En la primera fase el niño percibe los colores, pero no los distingue.

  2. Después distingue los colores y reconoce que son diferentes.

  3. Finalmente es capaz de comparar y relacionar dos o más objetos del mismo color.

Una forma muy sencilla de ayudar a los niños en la tarea de aprender los colores es describir los objetos que él ve indicando su color, por ejemplo, el vaso azul. Empieza enseñándole los colores básicos del arco iris de uno en uno, utiliza para ello objetos o juguetes que tengan un solo color, para que sea más fácil su comprensión. Una vez aprendidos, puedes enseñarle los colores claros y oscuros. Cuando todo esto lo tenga bien asimilado utiliza la plastilina para enseñarle que de la mezcla de colores básicos surgen los colores secundarios.

Poco a poco irá distinguiendo los colores, a medida que también va desarrollando su lenguaje.

Aquí te presento algunos juegos para aprender los colores:

  1. En el mercado actual existe una gran variedad de libros que enseñan a los niños los colores, reserva un rato cada día para leerlos los dos juntos y aprender.

  2. Cómprale un libro para colorear, pintad los dos juntos y nombra el color del lápiz cada vez que coga el niño uno.

  3. Aprovecha la primavera y el verano para ir a explorar el parque en busca de flores, cada vez que veas una indica su color, se divertirá mucho con este juego.

  4. Elige varias cajas y mete en cada una de ellas objetos y juguetes de un mismo color. Les gusta mucho este juego y aprenden a la misma vez que se divierten.

  5. La hora de comer es un buen momento para enseñar los colores, sólo tienes que poner en la bandeja de la trona distintas frutas, nómbralas y di también su color, por ejemplo, el plátano amarillo.

  6. El juego de las clavijas de colores es muy utilizado en las guarderías y es muy sencillo. El niño colorea un dibujo con clavijas de distintos colores, debes nombrar el color de la clavija cada vez que vaya a poner una. Lo puedes adquirir en cualquier tienda de juguetes.

  7. Dile que te ayude a emparejar los calcetines y nombra el color de cada calcetín.

  8. Y por supuesto también puedes utilizar la gran variedad de Apps gratuitas que hay en internet para que el niño aprenda los colores.

No se puede negar la importancia del color en nuestras vidas. Está demostrado que los colores ejercen influencia en el comportamiento del ser humano, sobre todo en los niños. Esto es debido, a que son estímulos visuales que pueden generar diversas reacciones en el estado de ánimo, ya que pueden influir positiva o negativamente en nuestro comportamiento. El estudio de este fenómeno se llama psicología del color.

Los expertos en marketing han estado utilizando estos resultados a su favor durante décadas. La decoración de una tienda, de un centro comercial, o incluso nuestros alimentos favoritos, han sido especialmente diseñados para afectar todo, desde el estado de ánimo hasta el apetito.

Aplicado a los niños los expertos en cromoterapia recomiendan el color amarillo en tonos pasteles para la decoración de sus habitaciones, es muy recomendable porque favorece la concentración y el desarrollo intelectual.

No hay que olvidar que los colores también tienen que ver con la propia cultura. Por ejemplo, en muchos países occidentales el color blanco representa la pureza, en cambio en los países orientales es un símbolo de luto.

Pero los colores en el dibujo infantil ¿Qué significan? Muchas veces cuando un niño utiliza el negro o colores oscuros en sus dibujos los padres se preocupan por el uso repetitivo de esos colores.

Los padres deben tener presente que se debe realizar un análisis global que incluya factores como es la edad del niño, el tamaño, forma del trazo, ubicación en el dibujo, etc. También hay que tener en cuenta que en los niños hasta  los 4 años predomina el pensamiento fantástico. Por eso, si tu hijo pinta el cielo verde o el sol azul  no es que él los vea de estos colores, sino simplemente que se los imagina en estas tonalidades y le gustan más así.

A la hora de interpretar los dibujos infantiles es importante fijarse en todos los detalles, como la posición o tamaño del dibujo, o la presión que ejerce el niño y hasta el trazado. Pero la utilización por el niño de determinados colores es lo que más información revela sobre su desarrollo emocional.

La elección del color en el niño puede depender de varios factores como es: su estado emocional, que determinados lápices de colores estén a su alcance en ese momento, la forma del lápiz…Es común que el niño elija un color influído por alguno de estos factores y no use el color considerado como el “correcto” por los adultos, ya que su principal intención es expresar sus gustos o divertirse.

Los colores y su significado:

  • Azul. Es un color que transmite serenidad, equilibrio, tranquilidad, capacidad para reflexionar. Los niños tímidos e introvertidos suelen utilizarlos en sus dibujos como color predominante.

  • Amarillo. El color amarillo nos indica que el niño es sociable, alegre y vitalista. Sin embargo, cuando en un dibujo es el color predominante puede indicar la existencia, en el entorno familiar o con alguna figura de referencia, de ciertas tensiones o situaciones de conflicto, pero si el amarillo forma parte del dibujo, sin predominar sobre los otros colores, se puede interpretar en clave de energía, dinamismo y creatividad.

  • Rojo. Es un color muy frecuente en los dibujos infantiles. Si el niño lo utiliza con moderación, nos habla de un niño con una gran energía y con gran vitalidad. Pero si se utiliza en exceso puede indicar cierto desequilibrio, hostilidad y también agresividad. Si se utiliza para pintar de forma equilibrada junto con otros colores, es una muestra de equilibrio y emociones controladas.

  • Marrón. El marrón puede indicar prudencia, persistencia, seriedad, responsabilidad pero también puede indicar intolerancia. Suele ser usado por niños que son prudentes y responsables.

  • Negro. El color negro es un color fuerte, si predomina este color en el dibujo del niño puede rebelar una personalidad rebelde o con la necesidad de destacar sobre los demás.

  • Verde. Todo lo contrario representa el color verde, es un color que se asocia a la tranquilidad a la  serenidad. El niño que lo utiliza como color predominante  suele ser tranquilo y con mucha sensibilidad. Sin embargo, esa tranquilidad se puede tornar en rebeldía e inadaptación si lo utiliza para dar color a cosas que no son verdes en la realidad.

Así mismo, los niños que escogen muchos colores son niños alegres, expresivos, curiosos, con ganas de hacer cosas, así como, seguros de sí mismos.

Sin embargo, un niño que siempre pinta con los mismos colores, una y otra vez con independencia de lo que dibuje, puede estar expresando una falta de confianza en si mismo y por tanto una cierta inseguridad en todo aquello que hace.

Compartir este contenido

Añadir un comentario

 (con http://)